Bolivia general PDF Imprimir Correo
Escrito por Stefan Gurtner   

Artículo de una revista suiza del año 2000

Para entender la problematica de los chicos de la calle, tenemos que considerar la situación social y económica de Bolivia, país ubicado en el corazón de América del Sur. El 70% de los habitantes, mayormente descendientes de aymaras y quechuas, viven en el Altiplano, en una altura de 3800- 4100 metros sobre el nivel del mar. Después de las luchas por la independencia del imperio español a partir de 1825, Bolivia continuamente sufrió de golpes militares y de guerras. La economía, sostenida por la agricultura y la minería, no podía crecer en medio del desgobierno y de la corrupción. Las clases media y alta, descientes blancos de españoles y mestizos, defendían sus propios intereses y se llenaban sus propios bolsillos. La última gran catastrófe fue el incremento de los precios del estaño en el mercado mundial, lo que causó la despedida de miles de mineros. En los últimos años, Bolivia cayó en la dependencia de la producción de la cocaína. Gran parte de la economía nacional depende hasta ahora de esta lacra, especialmente a través del lavado de dinero , lo que causa muchos conflictos internos y externos.
Las circunstancias descritas explican porque miles de campesinos abandonan el campo y buscan mejorar sus condiciones de vida migrando a las ciudades. Pero en las ciudades no hay trabajo. Así la mayoría de la gente trata de ganarse el dinero para el pan del día trabajando como vendedores, artesanos, artistas, lustrabotas, limpiando autos o finalmente mendigando. Tradiciones y costumbres sociales muy antiguas se destruyen y son devorados por la cuidad, es decir por la civilización occidental - y de repente hay niños y niñas entre seis y siete años que viven en las calles, por el simple hecho que sus familias no pueden alimentarlos.

 


Cookies

Para poder diseñar nuestro sitio web de manera óptima para usted, utilizamos cookies. Al continuar utilizando el sitio web, acepta el uso de cookies.